ÚLTIMOS PASOS DE LA ‘LEDIFICACIÓN’

Ivan Cid

Iván Cid Jiménez.
Responsable técnico I+D+i

La iluminación LED ha llegado a casi todos los ámbitos de nuestras vidas. Hoy en día es la principal fuente de luz en los hogares. Del mismo modo, hemos ido viendo cómo distintas áreas, calles o barrios han sido iluminados con LED en su totalidad, con el consiguiente ahorro energético y una luz de calidad para los ciudadanos.

Poco a poco la iluminación LED irá sustituyendo a las tecnologías convencionales o tradicionales de alumbrado, pero, mientras tanto, cabe preguntarse cuál es el siguiente paso que dará el LED dentro de la industria de la iluminación. Una de las posibles respuestas estaría enfocada a la iluminación de altas potencias. En este sentido, las aplicaciones son muchas: instalaciones deportivas, invernaderos y horticultura, grandes infraestructuras que requieran un nivel óptimo de iluminación, como los aeropuertos, y otras como pueden ser ornamental y arquitectónico.

La industria del LED ha tenido que trabajar duro para llegar donde está. El desarrollo de la técnica (lo suficientemente buena como para que se pueda pensar en luminarias que ofrezcan soluciones para aplicaciones que requieran más de 50.000 lúmenes) ha sido una de las claves. Entre los principales retos se encuentra el de disponer de LEDs competitivos que ofrezcan los datos lumínicos necesarios para estas condiciones. Asimismo, otro punto crítico ha sido el comportamiento térmico del conjunto y encontrar una fuente de alimentación adecuada y de garantías.

luminaria alta potencia

Detalle de una luminaria LED de alta potencia

TITÁN, EL EQUIPO MÁS POTENTE

Teniendo muy en cuenta este contexto, ELT empezó a trabajar hace ya tiempo en el desarrollo de soluciones para esta aplicación, desembocando en el diseño del driver TITÁN, modelo que ya dispone de múltiples versiones para disponibilidad de diferentes corrientes, tensiones de salida e incluso número de canales.

La fuente de alimentación tiene una fuerte apuesta técnica: libre de rizado, regulable, con eficiencias superiores al 95%, IP67, rango extendido de funcionamiento dentro de garantía 50.000h (-40…+50ºC), equipo independiente, protección contra rayos integrada de 10kV y comportamiento eléctrico prácticamente constante en todo el rango de funcionamiento y regulación, asegurando un dato de distorsión armónica menor del 15% y factores de potencia mayores de 0.95.

Pasemos a comentar más en detalle cada uno de los puntos nombrados:

1)      Libre de rizado: con una fuerte apuesta hacia instalaciones deportivas, la ausencia de rizado es necesaria para hacer compatible el uso de cámaras de alta definición que no capten fluctuaciones en el flujo luminoso. Además, distintos foros técnicos están tratando de demostrar los efectos adversos que puede tener el rizado y el flicker en seres vivos expuestos a estas fuentes de luz, como pueden ser las personas, pero también plantas (horticultura), animales (granjas), etc.

rizado 4 por ciento

2)      Regulable (Dimable): Una cantidad de luminosidad tan grande es necesario que integre sistemas de regulación que nos permitan ahorrar energía y adaptar el nivel de luz a las necesidades reales del medio en el que esté instalado.

regulable

3)      Eficiencias superiores al 95%: la eficiencia ha sido tenida en cuenta como variable crítica, consiguiendo rendimientos muy altos haciendo uso de etapas convertidores resonantes DC-DC, por medio de la optimización más avanzada en diseño electrónico, mediante la simulación y el uso de potentes herramientas.

eficiencia

4)      IP67 e independiente: la fuente de alimentación tiene muchas aplicaciones de intemperie, por lo que era casi obligado que naciera con este requisito. Combinado con la característica de equipo independiente, sus aplicaciones se multiplican. Un ejemplo es la posibilidad de ser utilizado en un invernadero sin necesidad de existir una luminaria como tal, tan solo la fuente y los módulos. Sería un conjunto eficiente, adecuado, seguro y robusto.

Para asegurar la condición de equipo independiente, el doble aislamiento entre todas las partes ha sido fundamental.

5)      Garantía 50.000h@50ºC, lo que no impide que no podamos funcionar en temperaturas más elevadas. De hecho, es posible modificar el diseño para asegurar dicha garantía hasta los 80ºC, por medio de la mejora progresiva en disipación térmica de la fuente de alimentación. Sin embargo, la versión estándar es capaz de alcanzar las 50000h entre -40…+50ºC, por lo que puede trabajar en casi cualquier ámbito.

6)      Protección integrada contra rayos y perturbaciones eléctricas: el equipo es capaz de protegerse contra perturbaciones eléctricas provenientes de la red como puedan ser rayos, hasta 10kV, tanto en modo diferencial (L-N) como en modo común (LN-PE).

10 kv

7)      Comportamiento eléctrico constante en distorsión armónica y factor de potencia: el equipo ha sido diseñado no solo para cumplir, sino también para asegurar el mejor de los comportamientos sin importar en qué condición de funcionamiento se encuentre, derivando en un comportamiento eléctrico realmente bueno.

El número de pruebas de robustez a las que se ha sometido la familia de fuentes de alimentación TITÁN de altas potencias LED es muy numeroso: seguridad eléctrica, rigidez dieléctrica, armónicos, ciclos de encendido, falsos contactos, circuitos abiertos en vivo o desde el encendido, cortocircuitos en vivo desde el encendido, variaciones bruscas de tensión, ondas de choque, inmunidad de diversos tipos, ESD, pruebas subacuáticas en medios de elevada temperatura (hasta los 120ºC), etc. Todo ello con el único objetivo de asegurar que la transición al LED en el mundo de las altas potencias se realice de una manera segura y que no decepcione a nadie, desde el usuario final hasta el fabricante de luminarias pasando por el instalador eléctrico.

Las posibles combinaciones que pueden usarse son diversas:

Corriente de alimentación del módulo LED ‘baja’:

-          DLC 400/700-TN-1…10V

-          DLC 2.190/700-TN-1…10V

-          DLC 2.225/625-TN-1…10V

Corriente de alimentación del módulo LED ‘alta’:

-          DLC 385/1000-TN-1…10V

-          DLC 440/1200-TN-1…10V

Además, puede verse que hay disponibles configuraciones monocanal o en dos canales aunque todos los parámetros tienen un gran acento puesto en la customización. ELT es consciente de que estamos hablando de una industria incipiente en la que todavía se echa en falta una estandarización lo suficientemente potente. Es por ello que se hace un esfuerzo grande en adaptar la plataforma existente a las necesidades de los clientes, resultando en diseños personalizados a petición de cliente.

diseno

La apuesta de ELT por este tipo de aplicaciones es clara y está enfocada a dar soluciones durante los próximos meses a regulación y gestión. Si ya a día de hoy se dispone de versiones dimables 1-10V, en poco tiempo se dispondrá de versiones DALI programables e incluso compatibles con nuestro sistema de gestión remoto del alumbrado, STELARIA.

Iván Cid Jiménez
Responsable Técnico I+D+i

Print Friendly

Alumbrado Conectado Adaptativo

Arturo Rubio, Responsable de Desarrollo de Negocio - División de Sistemas Inteligentes

Arturo Rubio, Responsable de Desarrollo de Negocio – División de Sistemas Inteligentes

¿Te has preguntado alguna vez lo que el alumbrado público puede hacer por ti? Puede parecer una pregunta retórica o incluso muy poco precisa, pero si nos paramos a pensar un momento vemos el papel que juega la iluminación en el proceso evolutivo de nuestras ciudades y en nuestra cotidianeidad. La luz hace los entornos urbanos más habitables para las personas. Los que vivimos en países desarrollados obviamos a veces lo importantes que son algunos de los servicios que disfrutamos, y un buen ejemplo de ello es el alumbrado público.

Cuando acaba nuestra jornada laboral o de ocio, bien entrada la noche, nos sentimos seguros y cómodos bajo la iluminación artificial que alumbra nuestras calles y carreteras. En este momento nos costaría imaginar cómo sería nuestra vida tras la puesta de sol si no contáramos con este servicio básico, sin darnos cuenta de que este servicio no es tan antiguo, ya que cuenta con poco más de un par de siglos de vida en las ciudades pioneras y apenas unas decenas de años en muchos municipios rurales españoles.

La iluminación en realidad es más que un servicio, es una base de desarrollo evolutivo que acompaña al crecimiento de las ciudades y la sociabilización de los entornos. Una evolución a demanda.

Gracias a la luz artificial, en sus diversas formas y tecnologías, podemos prolongar nuestras jornadas de trabajo, incrementando nuestra productividad más allá de las horas diurnas; aumentamos la seguridad tanto de las personas como de los bienes; podemos disfrutar del ocio, promoviendo y prolongando la vida nocturna; resaltamos la belleza de nuestras ciudades y monumentos, etc.

Solamente cuando se experimenta la ausencia del alumbrado uno es capaz de darse cuenta de lo extraordinariamente importante que es para las sociedades urbanas, el tremendo impacto que puede llegar a tener, y lo pequeño y desamparado que se puede sentir el ser humano urbanita sin él.

info_stelaria_modificada

Infografía de un esquema de alumbrado conectado adaptativo con tecnología STELARIA

Si lo llevamos a reflexión, ¿por qué muchas veces no se le da la importancia que merece, y se abandonan criterios técnicos y de calidad cuando se trata de priorizar en ahorros de costes a la hora de adquirir nuevo material? O lo que es más grave, sin considerar previamente los estudios técnicos del proyecto para analizar cuáles son las deficiencias a subsanar o la demanda real del servicio a satisfacer en cada caso, con vistas a las necesidades cambiantes que el futuro impondrá.

En efecto, el alumbrado urbano hace ya muchas cosas por nosotros, pero de la mano de la tecnología, en los albores de siglo XXI, está en condiciones de ofrecernos mucho más. La tecnología de iluminación evoluciona a gran velocidad, ofreciéndonos la posibilidad de ir más allá de la simple capacidad de ver y ser visto. Nos ofrece la posibilidad de mirar y admirar todo nuestro entorno urbano, interactuando con el mismo para mejorar nuestra experiencia, aumentando nuestros niveles de confort y seguridad sin tener que impactar directamente contra nuestra economía doméstica.

El nuevo alumbrado nos ayuda a convivir en un entorno más sostenible, acentuando la oscuridad del cielo nocturno para admirar su inmensidad como envolvente de nuestro mundo, en permanente adaptación a las continuas transformaciones que vivimos.

Y esa es la clave de todo, la adaptabilidad. Hoy por hoy, gracias a los avances tecnológicos en generación y control de la luz, así como en la adquisición, transporte y procesado de la información, la industria de la iluminación está ya en condiciones de proporcionar al ciudadano un alumbrado público no solo de mejor calidad y mucha mayor eficiencia, sino uno que pueda ser modulado de acuerdo a la demanda dando una respuesta diferenciada a ésta.

Esta adaptabilidad se consigue gracias a la conectividad y al tratamiento de datos provenientes de la instalación de alumbrado, pero también proveniente de otros servicios urbanos o incluso de los mismos ciudadanos interaccionando con la instalación.

DSC_0158

Detalle de luminaria en el Ayuntamiento de Torres de Berrellén con nodo de comunicaciones STELARIA. Imagen cedida por el Ayuntamiento de Torres de Berrellén.

Este nuevo alumbrado ya es una realidad, y veremos su implantación creciente en los próximos años, impulsado por la mayor concienciación de sostenibilidad energética y medioambiental, así como de la mayor necesidad por parte de la población de soluciones particularizadas a problemas o demandas diversas.

En este sentido, la UE ha impulsado tendencias que van mucho más allá de la mera eficiencia energética y que se encaminan hacia el Human Centric Lighting. Un concepto de iluminación centrado en el ser humano y adaptado siempre a las necesidades de las personas con el objetivo de alcanzar un mayor rendimiento y bienestar para los usuarios.

Estas nuevas directrices de la Unión Europea irán ligadas a una política de ayudas para la renovación de alumbrado, como por ejemplo las del IDAE, que otorga ayudas a la renovación de alumbrado público.

Pero, más allá de los incentivos públicos, no olvidemos que nuestro objetivo como industria y el objetivo de los gestores públicos o privados del servicio de alumbrado debe ser el compromiso con la calidad, la fiabilidad, la eficiencia tanto económica como energética y, sobre todo, el pensar en el ciudadano y sus necesidades cuando se planifique y ejecute un proyecto de alumbrado.

Si miramos al futuro, y de acuerdo con la visión de la Unión Europea, tenemos que pensar ya mucho más allá de lo meramente relacionado con la iluminación y pensar en que el mundo al que nos dirigimos va a estar dominado por la sensorización, la digitalización, el tratamiento de los datos y su intercambio en la nube dentro de un entorno o ecosistema de Internet de las cosas, donde gran cantidad de objetos están conectados entre sí. En este entorno, ya no tan futurista, la iluminación en general y el alumbrado en particular va a jugar un papel destacado proporcionando una plataforma adecuada para la adquisición (sensores) de los datos, su transporte (redes de comunicaciones) así como su interacción con las personas y objetos (aplicaciones y funcionalidades).

Para adecuarnos a este futuro que se encuentra a las puertas es importante valorar qué soluciones tecnológicas incorporamos en nuestros municipios, que no solo nos de20171017PagPubliSCEWC2017-01n respuesta a las demandas de hoy, sino que también puedan hacerlo a las del futuro. Hay que recordar que las transformaciones tecnológicas están sucediendo cada vez con mayor celeridad y afectando a todos los ámbitos.

El alumbrado público no va a ser un excepción y, tras décadas sin apenas cambios, en pocos lustros hemos visto la irrupción de la electrónica en las luminarias, después la radical transformación de la fuente de luz al LED, la aparición de los dispositivos regulables y después programables, y ahora la conectividad y la gestión remota.

Nuestra visión es que esta transformación continua ha llegado para quedarse, y solamente incorporando inteligencia y conectividad en las luminarias seremos capaces de ir actualizando sus prestaciones y funcionalidades de acuerdo con las necesidades en cada momento y con la disponibilidad tecnológica para ello. Nos movemos hacia un concepto donde la luminaria
es un nodo de servicios, uno de los cuales es el alumbrado, quizás el fundamental, pero no será el único y tenemos que estar preparados para lo que el alumbrado va a hacer por nosotros hoy, pero también lo que va a poder ofrecernos mañana.

Arturo Rubio Dobón
Responsable de Desarrollo de Negocio
División de Sistemas Inteligentes

www.elt.es

Print Friendly

TODO ES DEL COLOR DE LA LUZ QUE RECIBE

Adrián Garcés

Adrián Garcés

Durante estos últimos años, hemos observado cómo la tecnología LED se ha ido adueñando del mercado de la iluminación con un ímpetu vertiginoso en detrimento del uso de distintas fuentes de luz convencionales, acelerando y evidenciando su progresiva desaparición. A ello han contribuido los beneficios que proporciona dicha tecnología en términos de eficiencia energética así como las posibilidades que ofrece en cuanto a regulación y control de la luz. Este hecho responde, entre otras cosas, a una creciente preocupación de los consumidores por conseguir una iluminación eficiente, de calidad y moldeable a las necesidades requeridas en cada momento.

Aunando todos estos conceptos, ELT ha desarrollado dos familias de drivers para la alimentación de módulos LED que incluyen las técnicas de regulación y control más vanguardistas a la vez que consiguen las mejores prestaciones y una elevada eficiencia energética. Todo ello las hace apropiadas para cualquiera de las aplicaciones de interior más exigentes.

   Luminarias Montaje

Posibles aplicaciones de las nuevas gamas de drivers indoor.

[Read more...]

Print Friendly

Entrada en vigor de la 3ª ETAPA DEL REGLAMENTO (CE) Nº 245/2009, por el que se aplican nuevos requisitos de diseño ecológico para lámparas y componentes asociados.

Jesus Barrado

Jesus Barrado – Dpto. Técnico de ELT

Los productos que se comercializan para su instalación en la Unión Europea deben incorporar el marcado CE, y ese marcado CE para el caso de lámparas y equipos asociados a las mismas, implica el cumplimiento  de las Directivas Europeas que aplican a estos productos.

Las Directivas y Reglamentos de aplicación para lámparas y equipos asociados a las mismas, hacen referencia a cuestiones como la seguridad eléctrica, compatibilidad electromagnética y eficiencia energética.

En el presente artículo nos vamos a centrar en la eficiencia energética requerida a los componentes auxiliares y más concretamente en los balastos electromagnéticos asociados al funcionamiento de lámparas fluorescentes y lámparas de descarga.

En primer lugar queremos indicar cuales son las Directivas, Reglamentos, y Guías de interpretación a las que debemos acudir para conocer los requisitos aplicables. Son:

[Read more...]

Print Friendly
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: